Casa Buhardilla, Granada

DESCRIPCIÓN DEL AUTOR

La vivienda se ubica en el barrio de San Ildefonso, antiguamente perteneciente al Albaicín. En esta zona se desarrollaron alrededor de los años 50 diversas construcciones de viviendas en manzana cerrada de 3 ó 4 alturas con cubiertas inclinadas de teja cerámica, normalmente a dos aguas. La vivienda que nos ocupa se encuentra en la última planta de uno de estos edificios.

Durante la fase de demolición se descubre un volumen muy interesante que hace que la intención de conseguir mantener la sensación espacial que genera, sea el punto de partida de la intervención.

El siguiente paso es la puesta en valor de cada uno de los elementos que componen el espacio.

-Cubierta. Debido a problemas de filtraciones, fue restaurada 5 años antes de la intervención. Se conservó la estructura de madera de chopo de par e hilera, así como la tablazón, impermeabilizando la cara superior con un proyectado y volviendo a colocar las tejas cerámicas. A pesar de que el espacio existente entre el falso techo de cañizo y los faldones de cubierta no se descubre hasta la retirada del cañizo, pasa a ser un elemento clave.

-Cerramientos y pilares. Con la premisa de abaratar costes y, sobre todo, de poner en valor la preexistencia, se recupera la materialidad de los pilares, mediante la eliminación de las capas de revestimiento que los cubren. Al encontrarnos en la planta más alta del edificio, los cerramientos carecen de interés en cuanto a materialidad, por lo que pasan a ser objeto de reflexión.

-Solería. Al igual que los cerramientos, la solería existente no presentaba valores a mantener, dado su deterioro y fragmentación en las distintas estancias, por lo que se decide colocar una nueva pavimentación que dé unidad a toda la vivienda.

En esta búsqueda de la comprensión de todo el espacio, se convierte en necesidad la visión global del conjunto, evitando la fragmentación en habitaciones al uso, e introduciendo los nuevos habitáculos de una forma sutil, sin que interfieran en la envolvente de la volumetría. De esta forma, se consigue acotar los habitáculos de descanso en lo que se ha llamado “pastillas del sueño”.

Estas pastillas constan de almacenamiento en la parte inferior y cama en la superior. Su geometría sencilla se inserta en el volumen preexistente, sin llegar a tocar la cubierta, creando, junto con la pastilla del baño, los únicos volúmenes construidos dentro de toda la envolvente.

Sobre las pastillas del sueño se coloca un forjado aligerado que cubrirá la pastilla y una zona contigua a ella, construido con una estructura de finas pletinas de acero y rasillas cerámicas, sobre las que se vierte hormigón aligerado con arlita y una fina capa de compresión.

En lugar de tabiques fijos, las divisiones verticales se solucionan con carpinterías móviles y plegables, cuyas dimensiones coinciden con el módulo de las pastillas del sueño, de tal manera que permiten modificar el espacio interior de toda la vivienda según las necesidades de cada momento.

En su posición cerrada crean “cajas”, que serán las habitaciones, formadas por el núcleo de la cama y su espacio contiguo donde se situará el mobiliario propio de cada habitación.

En cambio, en su posición abierta, cerrarán las pastillas del sueño y dejarán el resto de la estancia abierto a la vivienda, formando parte de la zona común.

En cuanto a la materialidad del proyecto, los nuevos elementos se insertan en el espacio con la intención de generar unidad, y con la premisa de NO REVESTIR.

Esta idea nace desde el planteamiento de poner en crisis el uso de los materiales que se hace de manera recurrente a la hora de hacer una obra de estas características. Al mismo tiempo, el planteamiento inicial reflexiona acerca de otra gran premisa de las obras actuales: CONSEGUIR QUE SEA ECONÓMICA. ¿Una partición interior tiene que ser de ladrillo hueco revestido de yeso y pintado? ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de generar un falso techo? ¿Es mejor cambiar la carpinterías antiguas de madera?

-¿Yeso?

-No!

La conclusión fue la puesta en valor de los elementos preexistentes, y la elección de materiales que es si mismos fuesen la terminación.

Los cerramientos en todo el perímetro generan una gran cuestión sobre qué hacer con ellos. Dada su mala construcción, no se desaprovechó la oportunidad de intervenir en ellos, creando una segunda piel adosada a la existente para dar unidad a la intervención material, que a su vez resuelve la materialidad de los nuevos volúmenes que se insertan, formando las “pastillas del sueño” y proporciona posibilidades de almacenamiento.

De igual manera, se decide actuar en el pavimento, con el mismo material de la envolvente vertical, “plegando” los paños cerámicos en su encuentro con el plano horizontal.

La colocación de las piezas cerámicas se realizará de una forma muy precisa, generando continuidad del material tanto en forma como en despiece. Fue necesario dibujar una planimetría muy detallada, así como realizar una supervisión a pie de obra más intensa.

Para conseguir continuidad en el despiece de las hileras del suelo unido al despiece de las hileras verticales, fue necesario armar los paños verticales con redondos en toda su longitud anclándolos al cerramiento, ya que sin la inserción de armaduras, las particiones interiores perdían consistencia. Esta solución constructiva hace que cada dos hiladas la llaga aumente de espesor para la inserción del corrugado, haciendo al mismo tiempo que coincidan en altura con las piezas perforadas. Esto consigue la unidad de todo el material cerámico insertado; suelo, particiones y piel envolvente.

Tanto en la zona de estar como en cada una de las habitaciones, hay una mesa de iguales dimensiones. Esto permite que en función del número de personas que se encuentren en la vivienda, el mobiliario da la posibilidad de unirse o separarse de tal forma que vaya resolviendo las necesidades de cada casuística.

Las situaciones a las cuales se va adaptando el espacio con el mobiliario son amplias, y no solo es el mobiliario el que se adapta a estas, sino que cada uno de los elementos que conforman la vivienda juega su papel en los posibles usos que se pueden generar. Sin duda los más importantes a la hora de dar versatilidad son las carpinterías móviles metálicas, que convierten lo que era un dormitorio, en parte del salón o la ampliación del comedor, y viceversa.

La posibilidad de transformar el espacio según las necesidades del momento hace que habitar el inmueble se convierta en una experiencia diferente a lo común. Plegando las carpinterías que el usuario decida, se generan espacios que satisfacen cualquier necesidad tanto de situación social (parejas, familia con hijos, estudiantes, etc.), como necesidades temporales propias de estos núcleos sociales: una reunión de amigos, una tarde de trabajo en grupo o una cena navideña. CASUÍSTICAS QUE ESTA ARQUITECTURA ABSORBE.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO
PLANIMETRIA
ESTADO PREVIO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?